Bouzu: ¿el restaurante japonés más auténtico?

by Penelope, 29/12/2015
Inarizushi Bouzu restaurante japonés

Inarizushi

Según TripAdvisor, existen 260 restaurantes japoneses en Barcelona, y me imagino que no sería difícil encontrar alguno más. La gastronomía japonesa tiene mucha popularidad en la capital catalana, pero la gran mayoría de lo que se vende no sigue exactamente las normas de este país. A mí me encanta la fusión (solamente hay que visitar restaurantes barceloneses como Doble Zer00 y Kibuka para ver hasta que punto la mezcla puede salir bien), pero también va bien probar el original para saber de qué va.

Bouzu (que, según lo que encuentro en Google, significa “cura” en japonés), es lo más cerca que puedes llegar a encontrar al restaurante original japonés sin coger el avión a Osaka. Al lado del mercado de Sant Antoni (Ronda de Sant Antoni, 26), se trata de un local que podrías pasar cada día sin darte cuenta de que esconde algo que vale la pena visitar dentro. Se halla justamente alejado de todas las principales atracciones turísticas, lo que significa que cuenta con una ubicación central pero sin demasiado tráfico de gente.

El interior es sencillo, con una decoración minimalista con acentos rojos y negros que le dan un toque oriental y acogedor. No es enorme, así que vale la pena reservar si vais en hora punta, pero no es demasiado pequeño tampoco.

Bouzu: auténtico tapeo japonés

Sin embargo, lo más interesante de Bouzu no es ni la fachada exterior ni la decoración interior, sino la comida, que se vende como “tapas japonesas”. El restaurante ofrece una gama de comida mucho más atrevida que el sushi típico que solemos comer en Barcelona. La mejor manera de aprovecharla es pedir una variedad de platos para compartir.

Nosotros pedimos el arroz envuelto en tofu frito, los fideos con cerdo, unas gyozas, la tempura de verduras y una “pizza” japonesa con cerdo. Había escuchado que el “Inarizushi” (arroz envuelto en tofu) es una de las maneras más habituales de comer el sushi en Japón. No se adapta tan bien al paladar occidental como los California Maki, por ejemplo, así que no se encuentra tan fácilmente en estas tierras. Pensaba que sería algo soso, pero me equivoqué. Tenía un sabor marcado y delicioso, sobre todo cuando se maridaba con la salsa que lo acompañaba.

Los fideos, las gyozas y la tempura se parecían bastante a los que normalmente encontrarías en Barcelona (con la excepción, quizás, de la salsa agridulce que acompañaba a las gyozas, que no había visto antes). La gran novedad para mí fue la “pizza” japonesa, o para darle su nombre japonés, “Okonomiyaki”. Este manjar, que se parece a un panqueque, se hace con harina, huevos, tiras de col y una salsa por encima. Realmente no se parece mucho a una pizza, a pesar de ser redondo y plano. Nosotros pedimos la versión con cerdo. La curiosidad de este plato es que lleva copos de pescado seco por encima, que hacen que “respire” cuando se hincha y se contrae con el calor. No suena muy apetecible, quizás, pero en realidad es un plato muy rico. Sobre todo, no es algo que encontrarías fácilmente en otros sitios en Barcelona.

  • Okonomiyaki

Para beber, Bouzu ofrece una gama de cervezas japonesas, además de algunas variedades de té poco conocidas por aquí. Nosotros probamos el té de ceba, que tenía un sabor de cereales.

Al nivel del precio, la cuenta (con una copa de vino y una cerveza) ascendió a 40 € para dos personas por una cena muy completa. No es el restaurante japonés más barato de Barcelona, pero cuando lo comparas con una cena en un buffet libre tipo Wok, que suele costar hasta 14 € más bebidas (que suelen ser caras), al final no hay tanta diferencia. Y, seamos sinceros, la calidad en Bouzu, inevitablemente, es mejor. No se trata de comida de autor, pero más bien una versión muy decente de la comida cotidiana japonesa. Me imagino que hay ingredientes que han tenido que importar, así que para mí el precio está más que justificado. Aunque si buscas un restaurante japonés barato el Bouzu no es el lugar para ti.

Parece que últimamente tengo buena suerte en cuanto al servicio en los restaurantes: los camareros eran encantadores. Se ve que todos son nativos de Japón o simplemente apasionados por la cultura japonesa, que sin duda ofrece un valor añadido a la experiencia.

Me hace mucha ilusión ver que restaurantes como Bouzu, que exhiben culturas tan diferentes, tengan éxito en Barcelona. Es una opción excelente para nipofilos o simplemente los que quieran expandir su mente y probar algo diferente. No es el restaurante más barato de Barcelona, y tampoco el más fino, pero ofrece comida de calidad y es una visita obligatoria si quieres descubrir la gastronomía japonesa.

Bouzu abre entre 13:30h – 16h y 20:30h – 23:30h (días de la semana); 13:30h – 16h y 20h – 24h (viernes y sábado). Lláma al 934 43 32 26 para reservar.

Rate this article!
[Total:2    Promedio:5/5]

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Miembro de: