El Jardí de l’Àpat: comida catalana tradicional y espacio para grupos grandes

by Penelope, 25/10/2015

Con la llegada de cocineros y restaurantes reconocidos como Ferran Adrià y El Celler de Can Roca, la gastronomía española ha cambiado tanto en los últimos 5 – 10 años que casi ya no se reconoce. A pesar de ser los primeros en agradecer la revolución culinaria que este cambio representa, también tenemos reservado en nuestros corazoncitos un sitio especial para la comida catalana tradicional.

El Jardí de l’Àpat encaja perfectamente en esta categoría. Ubicado en las sinuosas calles en la parte de arriba del metro Alfons X, es un restaurante cercano al Parc Güell y Gràcia en cuanto a la distancia, pero tiene un ambiente completamente distinto.

Terraza en El Jardi de l'ApatEl interior del restaurante es algo “rústico”, para decirlo de forma educada, y cuenta con atractivos como gnomos de jardín y cabezas de animales disecados en las paredes. Aquí no encontrarás bebidas servidas en copas sofisticadas, pasteles cubiertos por bolas de cristal o ninguno de los accesorios tan populares en los restaurantes modernillos, pero verás que hay dos terrazas muy grandes y llenas de árboles y follaje.

De hecho, las terrazas son uno de los principales atractivos de El Jardí de l’Àpat, ya que lo convierten en un sitio ideal para ir con grandes grupos de amigos o familia, sobre todo si tienes algo especial que celebrar. La mayoría del exterior está cubierto, así que no tendrás que cancelar tus planes a última hora en caso de lluvia. Hay un comedor interior también, pero el mejor sitio sin duda está fuera. Su ubicación en las colinas lo convierte en un sitio agradable y libre de contaminación, aunque lamentablemente las vistas de la ciudad se ocultan tras los altos edificios justo delante.

Ahora que ya estáis situados, vamos a la parte más importante de la experiencia: la comida. Personalmente, opino que a veces la “comida típica de la abuela” puede estar demasiado idealizada, a expensas de su equivalente moderno. Eso sí, incluso mi corazón cínico y libre de nostalgia no pudo encontrar demasiados problemas con la carta de El Jardí de l’Àpat, que cuenta con una gama amplia de platos tradicionales sencillos y otros platos para paladares más arriesgados, desde guiso de jabalí a creps de setas con virutas de foie.

Cargols a la llaunaUna de las especialidades de la casa son los “cargols a la llauna”, un plato de caracoles muy característico de la gastronomía catalana. Nos lo pedimos como primer plato (además de una ración de patatas bravas que era decente, aunque nada extraordinaria), y la salsa casera y tamaño generoso del plato lo hacían un entrante muy recomendable para todos aquellos aficionados a los caracoles.

El segundo plato de ciervo con arándanos y vino de Oporto tenía una mezcla excelente de sabores y texturas, combinaba una carne jugosa con ácido y un toque de dulzura. También pedimos una torrada con queso de cabra, nueces y miel, además de unas raciones de “pa amb tomàquet” para acompañarlo todo.

La otra especialidad de la casa son sus calçotades. Así que si buscas ese sitio especial para hacer una calçotada en Barcelona y empezar la primavera como se merece junto a tus amigos, tu familia o tus compañeros de trabajo, puede ser que ya lo hayas encontrado. La calçotada cuesta alrededor de 30 € por cabeza, que no es especialmente barato, pero hay que tener en cuenta que está todo incluido: desde las bebidas y el postre a la carne y, sobre todo, muchos calçots.

Los camereros son super amables. ¿Es posible que el motivo sea estar ubicado lejos del centro de la ciudad? Quién sabe. Al final pagamos 25 € por cabeza, pero pedimos mucha comida y creo que podríamos fácilmente haber comido por menos. Dado las raciones generosas y la calidad de los ingredientes, lo veo como muy asequible, si bien es cierto que no es precisamente barato. Los platos cuestan alrededor de €10 cada uno.
catalán-restaurante-parc-guell
El Jardí de l’Àpat podría tener más estrellas si cuidara un poco más la presentación de sus platos. No son descuidados, pero la presentación podría ser más sofisticada. No se trata de alta gastronomía, pero con buena comida y grupos grandes de amigos por todos los lados, ¿es necesario que lo sea? Si los dueños quisieran llevarlo a otro nivel, lo único que haría falta sería un cambio muy superficial, pero supongo que significaría que los precios también cambiarían, así que puede ser mejor para todos que se mantenga tal como está.

No dudaría en recomendar El Jardí de l’Àpat por su comida, que es tradicional pero variada, su servicio atento y sus atractivas terrazas. Eso sí, dado su tamaño y ambiente, la mayor ventaja de El Jardí de l’Àpat es aquella que tendrás que aportar tu mismo: un espacio donde puedes compartir el pan con un grupo grande de tus seres queridos.

Puedes reservar a traves por telefono: 932 857 750.
patatas-bravas jardi-apat

Rate this article!
[Total:4    Promedio:4.8/5]

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Miembro de: